E-r-e. Escala de Resiliencia en la Escuela

Etiquetas

, , , ,

La Escala de Resiliencia en la Escuela (E-R-E) de Saavedra y Castro, surge a partir de la revisión de la Escala de Resiliencia SV-RES para ser enfocada a una población escolar.

Con este objetivo, se reformularon los ítems de la SV-RES, para adecuar el lenguaje y la temática a los nuevos destinatarios, además se añadieron nuevos ítems y se eliminaron otros, hasta obtener una escala final de 27 ítems. Algunos de los cuales son:

  • Me siento seguro en el ambiento en que vivo.
  • Soy una persona con metas en la vida.
  • Tengo personas a las que puedo contar mis problemas.
  • Puedo dar mi opinión.
  • Puedo aprender de mis aciertos y errores.

Estos 27 ítems constan de 5 alternativas (muy de acuerdo (5) – muy en desacuerdo (1)), se administra en unos 20 minutos de manera individual o colectiva. Al final, obtenemos un puntuaje total y específico en 5 dimensiones:

Sigue leyendo

Resiliencia: My beautiful broken brain

Etiquetas

, , , ,

Hace poco, volvió a caer en mis manos un estudio que leí en la Universidad, publicado en 2008 en la Revista Investigaciones en Educación, y llevado a cabo por Eugenio Saavedra y Marco Antonio Villalta. Se trata de un estudio comparativo en base a la Resiliencia entre un grupo con discapacidad motora (60 personas) y otro sin ella. La muestra total era de 152 sujetos, jóvenes y adultos de entre 15 y 70 años, de ambos sexos.

La comparación de resultados se realizó con las escalas CD-RISC de USA y la SV-RES de Chile, pretendiendo demostrar que, en cuanto a nivel de resiliencia, existe una diferencia estadísticamente significativa entre ambos grupos. Hipótesis que los datos del estudio confirmaron: el grupo con discapacidad motora obtuvo un nivel de resiliencia más alto.

Sigue leyendo

Escala de Resiliencia SV-RES

Etiquetas

, , , , , , , , ,

En 2008, Eugenio Saavedra y Marco Villalta, desarrollaron una Escala de Resiliencia en consonancia con el patrón cultural chileno. Este instrumento, destinado a jóvenes y adultos, permite establecer un nivel de resiliencia de manera general, además de conocer los factores específicos que lo conforman y poder trabajar así sobre ellos.

Bien, para ello, la prueba consta de 60 ítems divididos en 12 factores específicos de resiliencia, resultado de la conjunción entre el modelo de las verbalizaciones de Grotberg (yo soy, yo estoy, yo tengo, yo puedo) y el de Saavedra, que señala la existencia de 4 ámbitos de profundidad:

1.- Respuesta Resiliente: conducta orientada a metas, respuesta sustentada o vinculada.

2.- Visión del problema: conducta recurrente.

3.- Visión de sí mismo: elementos afectivos y cognitivos positivos ante los problemas.

4.- Condiciones de base: sistema de creencias y vínculos sociales que impregnan la memoria de seguridad básica e interpreta la acción específica y los resultados.

Así, obtenemos estos 12 factores:

Sigue leyendo

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 111 seguidores