Etiquetas

, ,

Son muchas las acepciones atribuidas al término mandala (o mándala, como prefieran), definido como representaciones simbólicas, más o menos complejas. Como complejo resulta atribuirle significado. ¿Por qué? Porque  atendiendo al diccionario sánscrito, encontramos diferentes definiciones como círculo,  círculo sagrado, halo de Sol y Luna, entre otras. Pero la mayoría de culturas poseen su propio concepto, normalmente de carácter espiritual. En este sentido, para los indios navajos de Norteamérica “mandala” hace referencia a la fuerza interna del enfermo por la que encuentra la resistencia para superar dicha enfermedad.

Centrándonos en el tema que nos ocupa, Wolin y Wolin, en 1993, crearon la Mandala de la Resiliencia para sustentar su teoría sobre las siete resiliencias.  Pilares que a lo largo de las etapas de desarrollo evolucionan y se manifiestan.

    • Independencia: ser capaz de establecer límites entre uno mismo y el ambiente adverso.
    • Capacidad de relacionarse: o establecer vínculos satisfactorios con otras personas.
    • Iniciativa: capacidad de hacer algo, de hacerse cargo y ejercer control.
    • Humor: capacidad de encontrar una parte cómica en la tragedia.
    • Creatividad: capacidad de crear orden, belleza y finalidad partiendo de un desorden.
    • Moralidad: capacidad de comprometerse con valores.
    • Introspección: ser honesto con uno mismo.

 

mandala resiliencia