Etiquetas

, , ,

Cuando el origen y los efectos de una situación adversa se conocen, las instituciones educativas tienen la obligación de ofrecer a los niños afectados por la misma, ambientes creativos y afectivos de aprendizaje. Como sabemos, la resiliencia se desarrolla, y puede ser potenciada en los niños si cuentan con adultos preparados en el tema.

ALGUNAS PAUTAS EDUCATIVAS PARA SU DESARROLLO EN LA ESCUELA

1.- Dar la oportunidad de contar con una figura adulta significativa que ayude en la motivación y transmita confianza. Sin quererlo, en ocasiones, los docentes realizan una función de tutoría que resulta fundamental dentro de la escuela. Estos docentes deben entender que su función no se trata en exclusiva de hacer cumplir objetivos académicos marcados, sino que deben atender y satisfacer las necesidades afectivas de los alumnos. Al fin y al cabo, la escuela y sus “habitantes” juegan un papel influyente en la vida de todo alumno.

2.- Atención positiva e individualizada que permita:

        1. Expresar sentimientos y emociones. La atención individualizada con los alumnos debe estar bien programada y diseñada. Y debería ser fomentada por el equipo, manifestado en el Plan de Acción Tutorial (PAT)
        2. Adquirir modelos internos positivos. El tutor debe alejarse de un modelo de clase rígida, centrándose en el conocimiento del alumnado.
        3. Promover el aprendizaje de Habilidades Sociales.
        4. Favorecer la percepción de uno mismo como persona valiosa, susceptible de ser amada y respetada. Hay que transmitir a los alumnos que tienen validez como persona y que siempre podrán brindarles la ayuda que necesiten, sea de la índole que sea.
        5. Promover el sentimiento de protección, confianza y seguridad.

3.- Proporcionar experiencias educativas ricas y variadas (fantasía, curiosidad, sentido de humor, deseo de aprender, motivación de logros)

4.- Promover una adecuada interacción con los compañeros. Tiene que ver con la búsqueda de modelos, estrategias y habilidades del profesor, porque de la propia dinámica se debe conseguir crear el mejor entorno posible de convivencia.

5.- Proporcionar apoyo a las familias para mejorar su nivel de competencia educativa, e incluso pautas de crianza.

6.- Entrenar habilidades educativas concretas a cada situación, a cada etapa educativa.

PRINCIPIOS DENTRO DE UNA PROGRAMACIÓN PARA LA RESILIENCIA

  • Debe existir en los programas tutoriales, de carácter preventivo.
  • No hay ningún programa de prevención que suprima los riesgos.
  • Huida del fatalismo. Todo sujeto es educable. Nunca hay que tirar la toalla.