Etiquetas

, , , ,

Desde la resiliencia, hablamos de fuerza, positividad, esperanza… salimos reforzados de situaciones traumáticas. Pero existen casos extremos, como enfermedades terminales, a los que he querido dar cabida aprovechando la entrevista que Stephen Hawking ha concedido a la BBC, y que podéis encontrar en el siguiente enlace: http://www.bbc.co.uk/news/health-24123679

No dejamos que los animales sufran, ¿por qué sí los seres humanos?

El profesor Hawking, que tiene una enfermedad progresiva de la neurona motora, señaló que “mientras hay vida, hay esperanza“. Sin embargo, subrayó que debe haber garantías para evitar abusos. Él mismo, se puso una vez en una máquina de soporte vital con la opción que le otorgó su esposa de apagarla. Es fácil de entender su aceptación a que los familiares de aquellos que desean morir, puedan ayudar a su cumplimiento sin miedo a la persecución.

No obstante, también agregó: “Debe haber garantías de que la persona realmente quiere poner fin a su vida, y que no están siendo sometido a presión o que lo hayan hecho sin su conocimiento o consentimiento.

El profesor aprendió a adaptarse a la vida después de ser diagnosticado a los 21 años con la enfermedad de la neurona motora, y una esperanza de vida de dos, cuando se casó con su primera esposa, Jane, en 1964.

Sólo el 5% de las personas con la forma de la MND que tiene – una enfermedad llamada esclerosis lateral amiotrófica (ELA) o enfermedad de Lou Gehrig – sobreviven durante más de una década después del diagnóstico.”