Etiquetas

, , , , , ,

No cabe duda de que la memoria guarda ciertos recuerdos nítidos cuando ocurre un suceso que nos sobrecoge. Tal día como hoy, es raro leer un artículo de opinión en el que el autor o autora no nos cuente qué estaba haciendo aquella mañana, hace ya 10 años. ¿Qué estaba haciendo yo el 20 de junio de 1998? Vaya usted a saber… ¿Qué hacía el 11 de Marzo de 2004? Estaba en el Instituto, y el revuelo era increíble. Si no recuerdo mal, los profes de algunas asignaturas simplemente dedicaron su hora de clase a hablar con nosotros. Algunos compañeros no fueron a clase por la cercanía con alguna posible víctima… Otros ya se habían enterado de la suerte que tuvieron familiares que al final, por a o por b, no cogieron ese tren. A mi me pasó con una prima, que siempre lo cogía y que aquel día, por quedarse dormida, debía coger el siguiente…

Ayer ya se empezó, y hoy la programación televisiva nos muestra sus reportajes homenaje… recordándonos aquellas terribles imágenes, presentándonos entrevistas de supervivientes, manifestaciones, misas, flores, velas… Recuerdo la entrevista a un reportero de EFE… los tímpanos reventados, numerosas heridas… decía que notaba mucho dolor en la pierna, y que lo que pensaba que podía ser metralla, resultó ser parte del hueso de una víctima. Me pareció tan surrealista y tan trágico que no hay forma de encontrarle sentido…

Cuando escribí un primer post para la toma de contacto con el Modelo de Resiliencia Comunitaria, y siempre que he leído sobre el mismo, me venían a la mente imágenes de las manifestaciones por este atentado. Creo que es un gran ejemplo de cómo una comunidad hace frente de forma conjunta al desastre a través de un sentimiento colectivo de solidaridad que, cómo os decía en aquel post, permite afrontar la adversidad colectiva.

En Septiembre de 2010, se publicó un estudio de 2007 sobre los factores de resiliencia analizando una muestra de pacientes en el CSM de mi ciudad, Alcalá de Henares (Madrid) tras los atentados, precisamente, del 11M. Trataban de averiguar qué creían las víctimas que les había ayudado a superar esta situación traumática. Para ello, los autores realizaron una encuesta telefónica a los pacientes reclutados para formar parte de la muestra. Les realizaron las siguientes 5 preguntas:

1) ¿Cree que ha podido asimilar de una manera sana la experiencia vivida?

2) ¿Cree que recibió lo que debía recibir por parte de los servicios sanitarios en
Salud Mental?

3) ¿Lo que recibió por parte de los Servicios de Salud Mental fue útil?

4) ¿Dejó de acudir al Centro de Salud Mental? ¿Cuál fue el motivo?

5) ¿Qué es lo que más le ayudo a superar la situación vivida?

El estudio concluyó que el factor señalado como fundamental en el proceso de superación de la situación fue el entorno sociofamiliar. Seguido del propio tratamiento sanitario profesional, de la capacidad individual para superar un trauma, de las propias características de cada sujeto, la capacidad para recuperar la vida anterior al suceso, y, ya en menor medida, se mencionaba la espiritualidad y la religión.

Podéis descargaros el estudio en el siguiente enlace:

Los factores de resiliencia ante las situaciones traumáticas. Análisis tras los atentados del 11 de marzo en una muestra de pacientes en el CSM de Alcalá de Henares: Estudio 11M

Sea como fuere, lo que está claro es que el ser humano lo es por su capacidad empática y solidaria. Somos capaces de sentir el dolor de nuestro alrededor uniéndonos en una única dirección de impotencia y necesidad de justicia, signifique esto lo que signifique. Porque aunque se manche de creencias e intereses políticos, la humanidad es lo que siempre debería prevalecer sobre todas las cosas. Hoy la memoria colectiva está con las víctimas mortales, supervivientes y familiares. Todo mi respeto y mi cariño.

Multitudinaria manifestación en Madrid el 19 de marzo de 2004. (Foto: Kike Para)

Multitudinaria manifestación en Madrid el 19 de marzo de 2004. (Foto: Kike Para)