Adoro los cortos de animación porque bajo una estética atractiva y atrayente nos muestran un mensaje claro y directo que debemos ser capaces de captar y analizar. Pequeñas enseñanzas de vida enfrascadas en unos pocos minutos.

Hoy quiero compartir con vosotros el corto: El alfarero. Precioso y con muchas lecturas aunque puede no aparentarlo si no prestamos atención. ¿La mía? Sólo cuando hacemos las cosas de corazón, es cuando surge la magia🙂