Etiquetas

, , , ,

Buscando información sobre técnicas sencillas que nos ayuden a mejorar nuestra calidad de vida o, simplemente, nuestra perspectiva sobre la misma, encontré este ejercicio bastante sencillo.

Cuando queremos realizar cambios positivos en nuestra vida (algo por lo que casi todos pasamos, sobre todo este mes con los propósitos de año nuevo) debemos ser conscientes de lo que vamos a hacer. Los objetivos finales suelen ser bastante ambiciosos, y si tratamos de implementar cambios drásticos, lo más fácil es que acabemos abandonando esos propósitos. Para estar motivados necesitamos un motivo, sí; pero los pasos deben ser lo suficientemente asequibles como para que su dificultad no nos desmotive, pero deben suponer un pequeño esfuerzo para que no abandonemos por su facilidad.

Pues bien, uno de los ejercicios que he encontrado se llama: Tres cosas buenas, y parte de la premisa de que en nuestro día a día suceden cosas buenas que pasamos por alto centrándonos, casi exclusivamente, en las negativas. Perdemos por tanto oportunidades de conexión entre “la belleza de la cotidianidad” y la felicidad.

Este ejercicio se trata de recordar y anotar 3 cosas positivas que nos han sucedido en ese día durante, al menos, una semana. Recordándolas y pensando en qué las causan, cambiamos el tono emocional de nuestra vida, pasando de los sentimientos de decepción a los de gratitud.

3 cosas buenas

Podemos encontrar evidencias del funcionamiento de este ejercicio en: Seligman, ME, Steen, TA, Parque, N., Peterson, C. (2005). Progreso psicología positiva: la validación empírica de las intervenciones. American Psychologist, 60 (5), 410.

Resulta que se realizó un estudio en el que se pidió a un número de personas que llevaran a cabo el ejercicio. Realizarlo se asoció con un aumento de la felicidad inmediatamente después, así como una semana, un mes, tres meses y seis meses más tarde. Esto se debe a que la práctica de centrarnos en lo positivo, nos enseña a notar y disfrutar de las cosas buenas de la vida, pasando de ser un ejercicio a un hábito que juega a nuestro favor.


Fuente: http://ggia.berkeley.edu/practice/three-good-things